Artículos » Física


Ondas electromagnéticas activan detonadores de minas antipersona

  • Vota:
  • Calificación:

Una nueva tecnología permitirá conocer la respuesta electromagnética de los detonadores que se usan en Colombia para fabricar minas antipersona –artesanales o comerciales– antes de que se activen y causen tragedias.


Crédito foto: www.elcolombiano.com

“Un detonador eléctrico transforma la energía de un artefacto –por ejemplo de una batería– en energía mecánica que activa la carga explosiva”, explica el profesor John Jairo Pantoja, integrante del Grupo de Investigación EMC-UN del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Bogotá, que junto con la Universidad de los Andes desarrollan este estudio.

Se trata de detonadores de baja potencia que habitualmente son empleados en actividades de minería y se activan con una batería de 9 voltios; tienen una cápsula y alambres que miden entre 7 y 10 centímetros, aunque algunos alcanzan un metro de longitud, dependiendo del dispositivo.

Los estudios realizados hasta la fecha han demostrado que por ser de baja potencia, los dispositivos se activan con poca energía a través de una onda electromagnética radiada. Sin embargo, para que atraviesen medios como el aire, el suelo y el propio material explosivo, presentes en las minas antipersona no convencionales, la energía radiada debe ser capaz de acoplarse al circuito.

“Como a lo largo del recorrido la onda va perdiendo energía, la que provee la fuente debe ser tan alta como para superar todos los obstáculos y activar el detonador”, agrega el académico. En su opinión, también se debe considerar el material del que están hechos estos explosivos.

La investigación inició con la sistematización de los reportes del Ejército Nacional de Colombia respecto a los registros disponibles de las incautaciones. Así, se efectuó un análisis estadístico que estableció cuáles detonadores utilizan con mayor regularidad los diversos grupos involucrados en el conflicto armado.

“Después tomamos una serie de muestras y las medimos en el laboratorio de compatibilidad electromagnética de la U.N. haciendo uso de un equipo especial, el analizador vectorial de redes. Así identificamos las frecuencias de resonancia de estos elementos en el rango de ultra alta frecuencia (UHF)”, destaca el docente.

Por ser elementos explosivos la medición se hizo con prototipos que representaran los detonadores artesanales o comerciales que se pueden encontrar actualmente en el país.

Otro aspecto considerado por el Grupo de Investigación EMC-UN fue el tipo de suelo en el que por lo general están dispuestas las minas, y se encontró que la mayoría están en zonas de tierras negras o de composición arcillosa mezclada con arena.

 “A partir de la caracterización de los suelos, encontramos que la mayoría las minas está en suelos con un elevado contenido de humedad, o tierra negra, que pueden plantear mayor atenuación a la propagación de la onda”, subraya el docente.

Como sucedería en un horno microondas, la onda electromagnética excita las moléculas de agua y disipa su energía en los alimentos, que para este caso es la tierra. Por eso, de acuerdo con las mediciones realizadas hasta la fecha –que también establecieron la frecuencia con la que debería operar la fuente–, la potencia para explotar el artefacto improvisado se debe incrementar considerablemente.

Ya que el objeto de estos estudios es garantizar el funcionamiento de los equipos ante perturbaciones electromagnéticas y disminuir los riesgos por comportamientos inesperados de estos, las investigaciones determinarán la susceptibilidad de equipos eléctricos y electrónicos en aplicaciones industriales que emplean detonadores similares.

Esta investigación forma parte del proyecto “Cattleya” –liderado por los profesores Félix Vega y Francisco Román–, uno de las cuatro propuestas presentados por la U.N. en el marco del seminario internacional “Tecnologías e innovación que descontamina” realizado con el auspicio de Colciencias, la Dirección contra Minas, la U.N., la Universidad de los Andes y Eafit.

Fuente: Agencia de Noticias U.N



ARTÍCULOS RELACIONADOS


COMENTARIOS


Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo electrónico, recibe toda la información de noticias y actividades de Revista Con Ciencia.

Publicidad

Publicidad

Fotos

Más leído

Publicidad

TWITTER

Publicidad

© 2019. « Revista Con Ciencia ». Todos los derechos reservados.