Artículos » Química


Residuos agroindustriales tratados reemplazarían el azúcar

  • Vota:
  • Calificación:

Lo que comenzó como un proyecto para producir etanol a partir de desechos del sector agrícola llevó a un equipo de investigadores de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Medellín, a transformarlos en jarabes para endulzar productos alimenticios.


Crédito:Pixabay

Según explica la coordinadora del grupo de Investigación Bioprocesos y Flujos Reactivos de la Facultad de Minas de la U.N. Sede Medellín, la profesora Adriana Ruiz-Colorado, una vez reducido el tamaño de residuos como cáscaras de fruta y pulpas, estos son susceptibles de ser tratados por medio de enzimas, con el fin de producir jarabes ricos en glucosa y fructosa.

Gracias al innovador procedimiento, buena parte de los residuos podrán ser reincorporados a la cadena de producción, así disminuirán los costos asociados a su disposición final y a la adquisición de nuevas materias primas en el mercado.

“Cada industria podría adelantar su propio proceso de reciclaje con base en las necesidades que requiera la elaboración de sus productos, evitando así la dependencia de un proveedor externo, de tal manera que se podría garantizar una mayor estabilidad en materia de precios”, subraya la docente.

Tras introducir el material particulado en un tanque o en un biorreactor, se realiza un proceso de cocción en el que, además de adicionar agua y enzimas, se ajusta el pH. Posteriormente,  la mezcla se agita con el fin de que las enzimas puedan actuar sobre la celulosa o el almidón, polisacáridos presentes dependiendo de la fuente que se emplee como sustrato.

Una enzima es una molécula bioquímica, que actualmente puede adquirirse en el mercado, y usualmente es producida a partir de microorganismos con el fin de romper diversos tipos de enlaces, explica la docente.

Las cadenas de glucosa se rompen por vía enzimática y pueden ser ejemplificadas como una cadena de las que habitualmente usan las personas como accesorio, ya que está igualmente conformada por una serie de eslabones entrelazados ente sí, señala la experta.

“Estos polisacáridos se componen de una gran cantidad de glucosas unidas en una cadena que al romperse son liberadas en fase líquida, para constituir un jarabe parecido al jugo que usualmente se extrae de la caña de azúcar, compuesto por sacarosa –glucosa y fructosa-“, aclara la coordinadora del grupo de Investigación.

Residuos que contengan almidón, como los que se producen en el tratamiento agroindustrial o industrial de yuca y papa, así como los que genera la industria panificadora (próximos a vencerse), también son susceptibles de recibir el mismo tratamiento.

“Para producir fructosa transformamos los desechos con una isomerasa, enzima que puede transformar la molécula de glucosa, con el fin de obtener un jarabe en el que están disueltas tanto glucosa como fructosa: muy parecido al azúcar que se desdobla de la caña de azúcar”, prosigue la académica.

“Si una cadena se jala muy fuerte terminará rota en pequeños pedazos, que si se siguen jalando terminarán siendo eslabones sueltos. Los que quedan separados individualmente vendrían a ser las glucosas, tanto para el caso de la celulosa como el del almidón”, precisa la docente, para luego añadir que en fase líquida estas acabarán disolviéndose hasta formar los jarabes.

De hecho, prosigue la profesora Ruiz-Colorado, el bagazo de caña es de material celulósico que al tratarse con enzimas puede ser transformado en un jugo de glucosa. Si a este le adicionan isomerasa, se convierte en una mezcla de glucosa y fructosa que sirve para endulzar alimentos.

“Puesto que en la actualidad hay una tendencia global hacia el consumo de productos alimenticios bajos en calorías, jarabes con alto contenido de fructosa tendrán una gran posibilidad de competir en este tipo de mercado”.

Luego de un proceso de protección que tardó cerca de 4 años, en 2012 la investigación realizada por el grupo de Bioprocesos y Flujos Reactivos, obtuvo la patente "Procedimiento para la producción de los jarabes": la primera en su tipo concedida a la Facultad de Minas de la U.N. Sede Medellín. Esta investigación será presentada en el marco de la Feria de Biotecnología, Bionovo 2016, que se llevará a cabo en Corferias del 5 al 7 de octubre.

Fuente: Agencia de Noticias U.N



ARTÍCULOS RELACIONADOS


COMENTARIOS


Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo electrónico, recibe toda la información de noticias y actividades de Revista Con Ciencia.

Publicidad

Publicidad

Fotos

Más leído

Publicidad

TWITTER

Publicidad

© 2019. « Revista Con Ciencia ». Todos los derechos reservados.