Artículos » Salud


Quimio y radioterapia, menos dañinas de lo que se cree

  • Vota:
  • Calificación:

Contrario a lo que se pensaba, algunos regímenes de quimio y radioterapia provocan una estimulación del sistema inmune que reorienta las defensas del organismo contra el tumor.


Crédito: Pixabay

En otras palabras, si bien pueden persistir los llamados efectos indeseables, ampliamente conocidos, como la caída del cabello y la disminución de los leucocitos en la sangre, no es del todo cierto que el sistema de defensas (sistema inmune del ser humano) se debilite por completo como consecuencia de estos tratamientos.

Lo anterior se deriva de estudios de investigadores en Francia, quienes desde hace más de una década sugirieron -con base en resultados de modelos animales de cáncer- el atractivo concepto de que la quimioterapia o la radioterapia hacen que de cierto modo la célula tumoral que muere libere señales de peligro, las cuales promueven una potente respuesta del sistema inmune contra el cáncer.

Pese a lo positivo del concepto, hasta ahora había sido difícil probar en pacientes con cáncer, tratados con quimio o radioterapia, que la promoción de la regresión del tumor potencia la respuesta inmune del huésped contra las células tumorales.

Comprobar esto ha sido materia de interés de las investigaciones del doctor Carlos Alberto Parra-López, docente del Departamento de Microbiología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.). Luego de varios años, el experto ha podido establecer en estudios de laboratorio con leucocitos de la sangre de las pacientes con cáncer de mama, que las células del sistema inmune de las pacientes exhiben un nivel de activación evidente luego de la quimioterapia, ausente en la muestra de sangre tomada previo a la quimioterapia.

El trabajo del doctor Parra inició con una serie de ensayos in vitro con leucocitos, obtenidos de muestras de sangre tomadas antes y después del tratamiento con quimio y radioterapia de una paciente con cáncer de mama invasivo, quien está libre de cáncer luego de ocho años de tratamiento.

En los ensayos se estimularon –en pruebas in vitro en el laboratorio- los leucocitos de la paciente con distintos tipos de estímulo. Los resultados de estos ensayos, publicados recientemente en un artículo en la revista BMC cáncer (www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27484900), por el doctor David Bernal-Estévez, médico de la U.N., quien hace estudios de Doctorado en Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina bajo la dirección del doctor Parra, sugieren claramente que tanto los linfocitos T como las células dendríticas (dos tipos de leucocitos de la sangre), cuya respuesta al tumor es deficiente antes del tratamiento, visiblemente recuperan la capacidad para responder al tumor luego de la quimio-/radio-terapia. Además, se estableció que el número de linfocitos T anti-tumorales que infiltraban el tumor antes del tratamiento aumentó y estos linfocitos son detectados al circular en la sangre de la paciente un año después del tratamiento.

De manera importante, tales observaciones iniciales en una paciente fueron comprobados más adelante en 30 pacientes con cáncer de mama en tratamiento de quimioterapia. En los resultados de un nuevo manuscrito en preparación, el doctor Parra y otros colaboradores demuestran, en una serie de resultados con estas pacientes, que tan solo tres ciclos de quimioterapia primaria con Doxorrubicina/Ciclofosfamida son suficientes para evidenciar las bondades de la quimioterapia en materia de respuesta inmunológica.

El cáncer de mama si bien no es el más agresivo de todos, según los expertos, es responsable del mayor número de muertes de mujeres que padecen cáncer. Paradójicamente, es hoy en día el cáncer con las mejores oportunidades de tratamiento eficaz si se detecta a tiempo, gracias a las opciones de tratamiento disponibles, las cuales favorecen la eficiente estimulación del sistema inmune contra este tumor.

Los estudios del doctor Parra y otros investigadores sugieren que la quimio y/o la radio reducen considerablemente el tamaño de los tumores. Sin embargo, para que las posibilidades de recaída luego del tratamiento disminuyan, es necesario que el sistema inmune haga su parte al generar inmunidad contra el tumor, lo que es importante para el control de este por años.

Estos nuevos análisis están a favor del uso combinado de la quimio y la radioterapia con distintos tipos de vacunas antitumorales, lo cual empieza a ser explorado en pacientes con distintos tipos de cáncer.

Fuente: Agencia de Noticias U.N



ARTÍCULOS RELACIONADOS


COMENTARIOS


Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo electrónico, recibe toda la información de noticias y actividades de Revista Con Ciencia.

Publicidad

Publicidad

Fotos

Más leído

Publicidad

TWITTER

© 2021. « Revista Con Ciencia ». Todos los derechos reservados.