Artículos » Entérate


Patentes universitarias buscan más mercado

  • Vota:
  • Calificación:

Del total de patentes presentadas en el año 2015 para registro en Colombia, el 3,7 % corresponde a la labor de invención de la academia nacional, especialmente de la universidad pública.


Crédito. Pixabay

Al año, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) recibe en promedio 2.200 solicitudes de patentes, y el 86 % de estas corresponden a invenciones foráneas (extranjeros) que quieren ser protegidas en Colombia para beneficiarse de la exclusividad.

Las instituciones de educación superior con mayor número de patentes son las universidades Nacional, de Antioquia, del Valle, Eafit, Militar, Industrial de Santander y la Universidad Javeriana, con lo cual dos de cada tres instituciones de educación superior (IES) con dicho desempeño son de carácter estatal. Las solicitudes de patente de invención, que provienen de universidades colombianas, corresponden al 3,7 % del total de solicitudes presentadas ante la SIC en el año 2015.

Este porcentaje es significativo si se tiene en cuenta que en la Oficina Europea de Patentes, que recibe solicitudes al respecto de toda la Comunidad Europea -no solo de universidades-, el porcentaje para las IES de todo el mundo es del 5 %.

La radiografía muestra que la institución con más solicitud de patentes en el país es la Nacional de Colombia (U.N.) -21 el año pasado, seguida por Ecopetrol (15). El grueso se relaciona, según la investigadora Natalia Lamprea, del Grupo de Política y Legislación sobre Biodiversidad, Recursos Genéticos y Conocimiento Tradicional de la Universidad Nacional, Plebio, con novedosos procesos en torno a la ciencia química, otra de las variables de las patentes.

Buena parte de lo patentado en el país con impronta local parece no encontrar respuesta comercial. “Las universidades están haciendo el intento por proteger sus invenciones, pero la falencia es que la transferencia al sector empresarial ha sido muy poca” afirma Lamprea.

En esencia, la investigadora atribuye la ausencia de buenas posibilidades en el mercado a tres factores. Todo indica que no se advierten buenas estrategias para vender los inventos, estos no están solucionando problemas técnicos en la industria o las soluciones no son realmente aplicables dentro del contexto (falta que se ajusten a reglamentos técnicos, normas ambientales, etc).

A estos desafíos, discutidos en desarrollo de uno de los cursos de Escuela Internacional de derecho de autor, copyright y propiedad industrial organizada por la Facultad de Derecho, uno de los espacios académicos intersemestrales de la U.N. conformado para evaluar la aplicabilidad de los componentes de la propiedad industrial en el sector empresarial, se suma también erradicar errores frecuentes al solicitar una patente.

Entre las fallas típicas están la falta de búsqueda en las bases de datos de patentes. En el marco de la Escuela se organizó un taller de búsqueda de documentos para incentivar el uso de la información tecnológica que allí se encuentra. Ello, teniendo en cuenta que muchos inventores se basan exclusivamente en las publicaciones de artículos científicos, que no muestran en realidad el desarrollo del campo técnico.

“Puede estar quedando una cantidad de cosas que, aunque no han sido publicadas en las típicas bases de datos de papers, ya han sido desarrolladas, lo cual puede conducir al grave error de inventar lo que ya está inventado”.

Una segunda falla detectada dentro de los investigadores colombianos es que sus propias publicaciones han afectado la patentabilidad de la inventiva desarrollada. En otras palabras, publican antes de radicar la solicitud de patente.

Este tipo de descuido está relacionado frecuentemente con centros de investigaciones que llevan mucho tiempo dentro de una línea de investigación, y a través de esos años han realizado publicaciones, generalmente de un objeto o proceso, que en un momento dado afectan la patentabilidad.

Un tercer y último error es el uso inadecuado del periodo de gracia. Figura que excepcionalmente permite que publicaciones realizadas por el mismo inventor dentro del año anterior a la patente puedan no ser consideradas como estado de la técnica, por lo que no podrían afectar la patente. Sin embargo, ese tiempo no siempre es igual en todos los países.

Fuente: Agencia de Noticias U.N



ARTÍCULOS RELACIONADOS


COMENTARIOS


Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo electrónico, recibe toda la información de noticias y actividades de Revista Con Ciencia.

Publicidad

Publicidad

Fotos

Más leído

Publicidad

TWITTER

© 2021. « Revista Con Ciencia ». Todos los derechos reservados.